Exhibicionismo y BDSM

B2xqK14CcAA9JEE

Hoy hablaré (escribiré) sobre el exhibicionismo a modo de práctica dentro de lo que entendemos como BDSM. El exhibicionismo no es una práctica propia del BDSM, tampoco del sexo.

La definición canónica comienza donde la psicología lo define como parafilia. Entendemos esto como el típico (y tópico) exhibicionista que se muestra desnudo ante quien no quiere pues es lo prohibido del acto (el malestar y las molestias generadas a terceros) es lo que le produce placer y no el acto en sí mismo. Tanto que incluso podríamos añadir que estamos ante una parafilia tipificada como delito contra la libertad sexual.

Eso nada tiene que ver con el BDSM.

Cuando hablamos de exhibicionismo entre dominado y dominante nos referimos a una práctica donde el dominado encuentra placer exhibiéndose porque es deseo del dominante. Es decir: da igual la práctica porque lo importante sigue existiendo ese vínculo donde dominante empuja (de forma consensuada) al dominado a salir de su zona de confort. Y el dominado encuentra placer en ese acto (que nunca haría de motu propio) porque se trata de una orden que, además, le otorga una coartada moral para exhibirse.

Algunas personas, cuando hablas de exhibición, dicen que no tienen problema con eso, que ya se exhiben desnudas por casa o en la playa. La exhibición es ir más allá, en escenarios que el dominado no contempla como “propios” de una exhibición. De nuevo, hablamos de salir de la zona de confort. Mucha gente cree que es exhibicionista y no lo es. Otras creen que no y, poco a poco, descubren placer en ello.

Si creéis que la persona que domináis es exhibicionista: empujadla, movedla a exhibirse. A ver qué sucede, que siente, cómo reacciona. Si sois dominados y queréis ser exhibidos, decídselo al dominante. Como siempre, ha de ser una práctica consensuada que no afecte emocionalmente al dominado o no le provoque incomodidad en las zonas de su vida que prefiere dejar a un lado.

¿Cómo hacerlo? Controlad su vestuario, exhibidla, ordenadle hacerse fotos desnuda… que siente que su cuerpo, es propiedad de su amo y este puede contemplar la desnudez de su sumisa cuando desee o mostrarlo como y a quien desee el amo.

Os puede gustar o no, podéis estar de acuerdo o no. Pero si estáis interesados: probadlo. ¿Qué podéis perder? La vergüenza tan solo.

firma john deybe

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s