L’any que acaba (El año que acaba)

tumblr_mewjaefqxa1rjcvhio1_1280

Aviat acabarà l’any. Aquest 2018 ha estat estrany per a mi, potser el més estrany dels que he viscut. Tot es va aturar, de cop (mai millor dit) i la vida va deixar de ser allò que era per començar una nova on l’únic que vaig buscar era recuperar la meva vida anterior. Les trivialitats deixen de tenir importància i les coses importants es trivialitzen. No ha estat el millor any, tot i que tampoc el pitjor. Potser tot això que hagi succeït serveixi d’alguna cosa. Potser ha servit perquè jo o per als que m’envolten, ens entenguem millor, valorem millor tot allò que tenim. No li desitjo a ningú un any sencer ple de metges, dolor i por. Encara que res serà igual, tot ha passat. Estic viu i això és el que compta, més fort que abans.

També he après alguna cosa. Que cada dia compte i que no et pots permetre perdre ni un minut amb situacions que et fan retrocedir, en comptes d’avançar. Potser és jo que m’he tornat més intolerant. Potser és que abans era massa tolerant, dient si a absolutament tot.

Ara conec el veritable valor del si i del no. O almenys conec el seu valor millor que fa un any. Ara se que les segones oportunitats només valen la pena si tenen a veure amb un mateix, no amb els altres.

No he pogut practicar BDSM al 2018, tot i que estic disposat a practicar-ho al 2019, amb tota l’honestedat de la qual sigui capaç.


Pronto acabará el año. Este 2018 ha sido extraño para mí, quizás el más extraño de los que he vivido. Todo se detuvo, de golpe (nunca mejor dicho) y la vida dejó de ser la que era para comenzar una nueva donde lo único que busqué era recuperar mi vida anterior. Las trivialidades dejan de tener importancia y las cosas importantes se trivializan. No ha sido el mejor año, aunque tampoco el peor. Quizás todo esto que haya sucedido sirva de algo. Quizás haya servido para que yo o para quienes me rodean, nos entendamos mejor, valoremos mejor lo que tenemos. No le deseo a nadie un año entero lleno de médicos, dolor y miedo. Aunque nada será igual, todo ha pasado. Estoy vivo y eso es lo que cuenta, más fuerte que antes.

También he aprendido algo. Que cada día cuenta y que no puedes permitirte perder ni un solo minuto con situaciones que te hacen retroceder, en vez de avanzar. Quizás sea yo que me haya vuelto mas intolerante. Quizás es que antes era demasiado tolerante, diciendo si a absolutamente todo.

Ahora conozco el verdadero valor del si y del no. O al menos conozco su valor mejor que hace un año. Ahora se que las segundas oportunidades solo merecen la pena si tienen que ver con uno mismo, no con los demás.

No he podido practicar BDSM en el 2018, aunque estoy dispuesto a practicarlo en el 2019, con toda la honestidad de la que sea capaz.

cropped-cooltext288592119786656.png

Anuncis

Sant Esteve (San Esteban)

Captura

A Catalunya, l’endemà del dia de Nadal, també és festiu. No recordo el motiu pel qual celebrem un dia de festa el 26 de desembre perquè la realitat és que ja no hi caben més torrons ni menjar a la panxa. Tampoc em preocupa saber perquè és aquí és festa avui i en altres llocs no. Cada dia m’avorreix més la història, les particularitats, els territoris, les persones. Cada dia que passa em sento una mica menys ciutadà d’aquest país, d’aquest món, siguin quines siguin.

Potser per això, quan practico BDSM, cada dia em sento més a gust. Entre dominador i dominat no hi ha diferències: és igual on hagin nascut, quin idioma parlin, quina sigui la seva ideologia o quines són les seves vides.

Perquè el que els uneix és més important que totes aquestes coses que ens han dit que eren importants. Allò que és important, qui som o a on anem… o hem de decidir nosaltres, des de dins. No des de fora llegint el que altres diuen que hem de ser, pensar o sentir.


En Cataluña, el día después de navidad, también es festivo. No recuerdo el motivo por el que celebramos un día de fiesta el 26 de diciembre porque la realidad es que ya no caben mas turrones ni comida en la panza. Tampoco me preocupa saber porque es aquí es fiesta hoy y en otros sitios no. Cada día me aburre mas la historia, las particularidades, los territorios, las personas. Cada día que pasa me siento un poco menos ciudadano de este país, de este mundo, sean cuales sean.

Quizás por eso, cuando practico BDSM, cada día me siento mas a gusto. Entre dominador y dominado no hay diferencias: da igual donde hayan nacido, que idioma hablen, cual sea su ideología o cuáles son sus vidas.

Porque lo que les une es mas importante que todas esas cosas que nos han dicho que eran importantes. Lo que es importante, quienes somos o a donde vamos… lo decidimos nosotros, desde dentro. No desde fuera leyendo lo que otros dicen como hemos de ser, pensar o sentir.

cropped-cooltext288592119786656.png

Nadal i BDSM (Navidad y BDSM)

bdsm-christmas.jpg

M’agrada el Nadal, m’encanta la falsedat en tot allò que m’ofereixen aquestes festes, empenyent-nos a un món on la felicitat és una moneda de canvi. Per què no?

Resulta curiós perquè sempre m’ha agradat tot allò fals, excepte en el BDSM a on rebutjo de ple qualsevol parafernàlia associada a la disfressa, els instruments o els escenaris. Perquè si: això també és fals. No anem vestits així pel carrer, sinó que ens vestim així i fem servir aquests instruments en aquests escenaris perquè pretenem una bona sessió, un excel·lent moment del millor BDSM. I alguns necessiten aquestes disfresses, de la mateixa manera que els nens necessiten creure en Pare Noel o als Reis Mags. De la mateixa manera que, durant el sopar de Nadal, ens esforcem per no discutir amb la família en un ambient de fals amor, o d’un amor no tan veritable com la resta de l’any.

Tot i que importa això? Disfresseu, digueu el que no penseu, canteu nadales ridícules i fins i tot permitiu-vos el luxe de creure en Pare Noel.

Encara que hi hagi alguna biga falsa a la carcassa, la felicitat no s’enfonsarà.

Bon Nadal, feliç BDSM.


Me gusta la navidad, me encanta la falsedad de cuanto me ofrecen estas fiestas, empujándonos a un mundo donde la felicidad es una moneda de cambio. ¿Por qué no?

Resulta curioso porque siempre me ha gustado todo lo falso, excepto en el BDSM donde rechazo de plano cualquier parafernalia asociada al disfraz, los instrumentos o los escenarios. Porque si: eso también es falso. No vamos vestidos así por la calle, sino que nos vestimos así y utilizamos esos instrumentos en esos escenarios porque pretendemos una buena sesión, un excelente momento del mejor BDSM. Y algunos necesitan de esos disfraces, de la misma manera que los niños necesitan creer en Papa Noel o en los Reyes Magos. De la misma manera que, durante la cena de navidad, nos esforzamos por no discutir con la familia en un ambiente de falso amor, o de un amor no tan verdadero como el resto del año.

¿Aunque que importa eso? Disfrazaos, decid lo que no pensáis, cantad villancicos ridículos e incluso permitíos el lujo de creer en Papa Noel.

Aunque haya alguna viga falsa en el armazón, la felicidad no se desmoronará.

Feliz Navidad, feliz BDSM.

cooltext288592119786656

Puro deseo (relato)

el-bar-del-majestic-hotel-majestic-paseo-gracia-barcelona_0

La observo, sentada ahí en un bonito sofá de cuero, frente a una bonita mesa, conmigo al otro lado. Estamos en el bar de un lujoso hotel. Me parece que, si hay algo realmente dotado de hermosura en aquel lugar, eso es ella, con una mirada que compone desde la vergüenza y el descaro, a partes iguales, el éxito del mejor alquimista. Toda ella es una contradicción entre lo que se ve y lo que oculta. Hay que ser un gran explorador para alcanzar esa otra parte que nadie ve, que ella solo quiere mostrar a quien debe, cuando quiera. Hace semanas que me puse el traje de explorador, en ello estoy, el tesoro que esconde vale la pena. Y aunque no lo encuentre, el proceso resulta enriquecedor.

Está comiendo un sándwich de jamón y queso, acompañado de un café con leche. Yo he pedido una cerveza porque me parece pronto para comer y tarde para desayunar. O, dicho de otra manera: ya he desayunado y aún no tengo hambre. Y, a pesar de eso, me la comía entera a ella, desde los dedos de las manos a esos rizos desordenados. La devoraría con el ansia del depredador hambriento. La observo y sonrío, sin poder olvidar que estamos en un hotel lleno de habitaciones vacías.

Hablamos de todo un poco, conversar con ella resulta reconfortante, no acierto a comprender el motivo, tampoco quiero saberlo, me reconforta su compañía, incluso sus silencios, en especial cuando clava esos ojos en mí. Con ella me siento más amo que nunca, pero también me siento amigo, amante, compañero… su humilde servidor. Saca lo mejor de mí, también saca otra parte que algunos diría que es peor, pero que ella también quiere conocer. Sabe que soy amo, quizás por eso estamos sentados charlando, aunque no solo por eso.

Salimos del hotel, ella tiene que volver al trabajo, cruzamos la calle por donde no debemos y me cuelgo de su brazo, buscando la seguridad que yo debería darle. Sentados en el hotel, ella se ha levantado para ir al baño. Al ir, también al volver, ha colocado su mano en mi hombro, una suave caricia que me ha transmitido lo mismo que cuando ahora cruzo la calle de su brazo: deseo abrazarla, deseo dominarla, deseo entrar en ella, deseo besarla, deseo escucharla, deseo verme reflejado en esos ojos grandes, a todas horas, deseo morderla, deseo cocinar para ella, deseo acariciarla, deseo usarla, deseo hacer de su vida algo mejor y que ella haga de mi vida algo mejor. Siempre debería ser así ¿no? Deseo. Puro deseo. Y a pesar de eso, no tengo la menor de las prisas porque, armado de mis pertrechos de explorador, sé que estoy en el camino correcto y que, tarde o temprano, llegaré.

cooltext288592119786656

Desplaçar els límits al BDSM (Desplazar los limites en el BDSM)

Captura

Si hi ha una cosa que cal cuidar i comprendre a una relació entre dues persones (a on una és dominada i l’altra domina) això són els límits. Algunes persones creuen que els límits els marca qui domina, ja que el dominat ha de servir, fer feliç, sacrificar-se pel dominant. I aquest sacrifici implica el fet de traspassar els seus propis límits.

Quan parlem de BDSM parlem de definicions pel que fa als components essencials. Us convido a revisar el text que vaig escriure sobre les diferències entre bastidor (Risk Aware Consensual Kink / Risc Assumit i Consensuat per a pràctiques de Sexualitat Alternativa o no convencional) i SSC (Safe, curi and consensual / Segur, assenyat i consensuat). Us heu adonat que hi ha alguna cosa comuna? Exacte: el consens.

El consens implica respectar els límits. Tant de dominant com dominat.

Diferències entre SSC i RACK

Està bé, si ets submisa, intentar superar els teus límits per servir millor al teu amo. Això és una cosa natural en molts aspectes de la vida, fins i tot en les relacions convencionals de parella a on de vegades sacrifiquem quelcom per arribar al consens, de la mateixa manera que intentem superar els nostres límits per acontentar a la nostra parella. Tot consisteix en aquest tipus de negoci on només serveix el WIN-WIN (a on tots dos surtin guanyant).

Intenta superar els teus límits, això demostrarà que et prens seriosament la teva tasca de submisa, però mai traspassis teus límits si creus que no pots suportar-ho. Si l’amo és un bon amo, sap que el teu benestar està sempre per sobre del seu plaer.

I com sempre us recomano, la forma més fàcil d’entendre els límits de l’altra persona (sigui dominant o dominat) és el diàleg o emplenar un dels molts formularis de pràctiques que circulen per Internet.

Llistat de pràctiques al BDSM


Si hay una cosa que hay que cuidar y entender en una relación entre dos personas donde una es dominada y la otra domina, eso son los límites. Algunas personas creen que los limites los marca quien domina pues el dominado ha de servir, hacer feliz, sacrificarse por el dominante. Y este sacrificio implica el traspasar sus propios límites.

Cuando hablamos de BDSM hablamos de definiciones en cuanto a los componentes esenciales. Os invito a revisar el texto que escribí sobre las diferencias entre RACK (Risk Aware Consensual Kink / Riesgo Asumido y Consensuado para prácticas de Sexualidad Alternativa o no convencional) y SSC (Safe, sane and consensual / Seguro, sensato y consensuado). ¿Os habéis dado cuenta de que hay algo común? Exacto: el consenso.

El consenso implica respetar los límites. Tanto de dominante como dominado.

Diferencias entre SSC y RACK

Está bien, si eres sumisa, intentar superar tus límites para servir mejor a tu amo. Eso es algo natural en muchos aspectos de la vida, incluso en las relaciones convencionales de pareja donde a veces sacrificamos cosas para alcanzar el consenso, de la misma manera que intentamos superar nuestros límites para contentar a nuestra pareja. Todo consiste en ese tipo de negocio donde solo sirve el WIN-WIN (donde ambos salgan ganando).

Intenta superar tus límites, eso demostrará que te tomas en serio tu tarea de sumisa, pero nunca traspases tus límites si crees que no puedes soportarlo. Si el amo es un buen amo, entenderá que tu bienestar esta siempre por encima de su placer.

Y como siempre os recomiendo, la forma más fácil de entender los limites de la otra persona (sea dominante o dominado) es el dialogo o cumplimentar uno de los muchos formularios de prácticas que circulan por Internet.

Listado de prácticas en el BDSM

cooltext288592119786656

La música de YZ (relato)

barcelona.lluvia.2.p.de.bracia
Barcelona: Gran Vía-Paseo de Gracia, años 50.

Escucho música, surge de todos lados: de la copa de los árboles, desde las alcantarillas o en las puertas entreabiertas de las furgonetas de reparto. Camino por la ciudad y esa música me empuja hacia lugares que no serían mi destino. Salgo a caminar, conozco el lugar a donde quiero dirigirme, pero esa música me distrae y acabo donde no debía. Esa música sale también de los ojos, el pelo o las manos de las personas con las que hablo.

El otro día, hablando con YZ me di cuenta de que había cierta música que salía del fondo de su desordenado pelo. Ese día no salí de casa simplemente a caminar, había salido para ir a comer con YZ. No tenía ninguna idea en mente, tan solo disfrutar de una buena conversación. Y sucedió eso, pero también sucedió que, al despedirnos, la música que salía de ella continuó acompañándome el resto del día y parte de la noche, hasta  caer dormido. Era una melodía extrañamente triste, algo así como un lamento compuesto desde la esperanza.

Al día siguiente volví a salir a la calle, sin rumbo ni música. Observaba esas copas de esos árboles, esas alcantarillas o esas puertas entreabiertas de esas furgonetas de reparto. Pero nada: que no había música, oye.

¿Te estás enterando de algo? Me preguntó el viento, aullando como una madre discutiendo con su hijo adolescente.

¿Dónde está la música? Me pregunté yo. No me refería a la música de la calle sino a la música que salía de los rizos de YZ. Esa melancólica melodía que invitaba a acompañarla.

Bajé la vista y observé que los dedos de mis manos repiqueteaban la melodía, intentando capturar la música que salía de YZ. ¿Por qué?

La próxima vez que la vea, puede que lo descubra. O no. ¿Tan importante es eso?

cooltext288592119786656