María

Aquesta entrada del blog no és per parlar de mi, tampoc parlar d’altres, en realitat no sóc jo qui parlarà avui. Senzillament avui seré un espai a on una dona submisa pugui expressar-se. Maria ha escrit aquest text sobre ella mateixa, després de repetir-me moltes vegades que no sap ni s’atreviria a escriure com fem d’altres. Aquesta és la demostració que, si tens alguna cosa a explicar, pots fer-ho, sàpigues o no (tot i que parlis de tu mateix en tercera persona)


(Traducción al castellano) Esta entrada delo blog no es para hablar de mi ni tampoco hablar de otros, en realidad no soy yo quien voy a hablar. Simplemente me voy a convertir en un espacio donde una mujer sumisa pueda expresarse. María ha escrito este texto sobre ella misma, después de repetirme varias veces que no sabe ni se atrevería a escribir como hacemos otros. Esta es la demostración de que, si tienes algo que contar, puedes hacerlo, sepas o no (aunque hables de ti en tercera persona).


María

Ella es María, cuenta 37 primaveras. Estudió una carrera que no le acabo de convencer nunca, es por ello que ahora está preparándose las asignaturas específicas para poder acceder a otra carrera. Ha intentado cultivarse en el mundo de los idiomas llegando a hablar cuatro de los miles existente. Gracias a ello ahora tiene un trabajo estable.

Tiene muchas aficiones aunque no es una mujer con hobbies al uso, ya que adora ver a Lola Herrera  y una sala de cine es para ella un somnífero, se leyó “Cincuenta sombras de Grey” por ovarios y no por enganche, en cambio le apasiona Mario Benedetti y no se cansa de leerlo, va a círculos de poesía donde jamás participa solo escucha, lee la prensa a diario: siempre dos publicaciones diferentes para intentar hacerse una idea entre las medias verdades de uno y del otro una idea medio objetiva de lo que sucede a su alrededor. Eso sí, siempre comienza el diario por la contraportada hacia la portada. Costumbre absurda que jamás ha encontrado razón y que mucha gente le hace gracia

Le gusta quedar con sus amigos ante una buena copa de vino y un buen jamón (viviría solo de jamón bien cortado) y debatir, escucharlos, aprender de ellos, desde política a religión pasando por cocina.

Siempre que ha podido ha viajado y lo seguirá haciendo le parece una forma de enriquecerse tantísimo.

No le gusta el café por lo que en ocasiones se siente incómoda ya que piensa que el café es una bebida social. A las cuatro de la tarde no vas a beberte una coca cola o una cerveza o un zumo….  Desayuna zumo de naranja a diario con una tostada con tomate y aceite, algo muy sencillo, pero en palabras de ella “tan rico”.

Le gusta bailar, aunque no lo hace nada bien, pero ella insiste e insiste. Y lo mejor disfruta de ello.

Es muy vergonzosa hasta el punto que le encanta tocar el tambor y pertenece a una banda, pero jamás ha ido a ningún pasacalles ni concierto solo va a ensayar. Cuenta con los ojos azules, castaña muy clara casi rubia, y tiene que llevar gafas a las cuales ya se ha acostumbrado. Ahora lo primero que hace al abrir los ojos por la mañana es ponérselas, lo último del día es quitárselas. Físicamente no es un tipazo, pero tampoco es difícil de mirar. Tiene sobrepeso lo reconoce, pero intenta solucionar ese problema con gimnasio y dieta.

No cuenta con hijos ni nunca ha querido tenerlos ya tendrá sobrinos

Es bisexual y sexualmente activa, aunque también diría si estuviera leyendo que esa actividad cada día le da más placer en solitario y cada día le da menos con otras personas (al escribir esto los colores de nuevo suben a sus mejillas). No sabe el motivo, aunque le encantaría iluminarse y adivinar por que le ocurre esto.

En día ella empezó a sentir algo raro, se negaba a aceptarlo, pero la curiosidad le pudo y empezó a leer y a leer y pasado un gran tiempo pensó que no era lo que ella sentía. No pensaba que las camisas negras o el látex fueran lo que ella sentía. No sabía darle nombre, si lo que leía era BDSM entonces ella no era sumisa, no era capaz de anularse mentalmente por entregarse a alguien. Concebía otro tipo de cosas, por lo que se convenció que jamás podría ser la pertenencia de alguien, jamás podría alguien entrar en su neurona y bajar ella su mirada.

Todo esto eran pensamientos que de momento dejaba apartados, llegó a la conclusión que realmente no sabía lo que era. Y que quizá todo fuera producto de su imaginación.

Tenía otro gran problema: la vergüenza la mataba y los colores subían a sus mejillas por menos de nada.

No era cobardía era vergüenza

Ella continuaba leyendo (no le suponía ningún esfuerzo al revés la lectura siempre ha sido una de sus pasiones) pero cuanto más leía más intentaba comprender como alguien podía dictar sentencia en algo tan personal como aquello, ella pensaba que había tantas clases de BDSM como personas pudieran sentirlo

De la lectura pasó a los foros y chats, cosa que aborreció rápidamente ya que no aprendía.  Desde su humilde opinión eran sitios de citas, en unas ocasiones con tipos que habían leído mucho pero no tenían experiencia, en otras ocasiones con aquellos cuyo único objetivo era conseguir una muñeca a la que mangonear sexualmente. En contadas ocasiones tenías oportunidad de una buena conversación, también la vergüenza de ella hacia que solo en contadas ocasiones participaba en debates con más gente.

Seguía pensando que quizá no era sumisa, quizá solo era ansia de sentirse el bien más preciado de alguien y quizás era tan solo eso: ganas. Aun así, no cejaba en el intento, se dijo: si no lo intentas jamás sabrás si eres una sumisa.

Y lo intentó y en qué mala hora. Momentos que crearon una mochila a su espalda que aún a día de hoy carga con ella.

Ahora ella, a sus 37 años, sigue en ello: sigue leyendo, pero el tiempo le ha enseñado a ser más exigente con sus lecturas. Pero ahí se encuentra escribiendo sus más internas sensaciones a quien no conoce.

Aún hoy releyendo este relato sigue con las manzanas apostadas en sus mejillas.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s