Sexe dur versus BDSM (Sexo duro Vs BDSM)

image

Una conversa recent m’ha fet reflexionar sobre els limits que separen el sexe dur del BDSM. Un límits que semblen difuminats a una primera ullada, com quan a un restaurant de disseny ens ofereixen un plat a on dolç i salat estan massa fusionats (encara que tinc un amic que diu que el dolç es només pels postres… sense comentaris). Pot ésser una sessió de sexe ben dur una sessió de BDSM? La resposta no és clara doncs ho sembla però no ho es. Pero no ens equivoquem ara i penseu que tots sou (quasi) amos i submises. El BDSM no es (només) sexe, a més,  a una sesió de sexe dur no s’estableixen unes actituds fruit d’un rols definits (es a dir, no hi ha dominant ni dominat en el sentit estricte del BDSM). Imagineu un moment de sexe ben dur a la vostra vida: cordes, humiliació verbal, sodomitzacio, cops, tot ben dur… a un escenari d’aquesta mena sempre hi ha un dels dos que agafa el bou per les banyes i un altre que adopta l’actitud de deixar-se fer (asumeix la derrota amb gust). Quina diferencia hi ha entre això i una sessió BDSM? Doncs que no son rols sino que el sexe dur necessita d’un que s’imposi sobre l’altre però això és només l’assumpció d’una actitud temporal (que inclòs pot variar dintre la parella). Ho se, sembla una diferència insignificant pero es important. Molta gent comença al BDSM com un pas més a un sexe dur que ja no li satisfà  (de la mateixa manera que fan sexe ben dur perquè el sexe convencional ja no era satisfactori). Teniu que fer allò que us vingui més de gust, tingueu l’edat que tingueu o esteu com esteu. Pero abans de començar deixeu ben clar fins a on voleu arribar doncs una práctica com aquesta requereix una bona comunicació entre totes dues persones implicades (per no corre el risc de convertir-ho en una experiència desagradable). Feu sexe ben dur, es alliberador,  però feu-lo sempre desde la llibertat i sense etiquetes. I no tingueu por de pensar que quasi sou amos o submises només perquè feu sexe ben dur… al plaer, les etiquetes només serveixen per limitar.


(Traducción al castellano) Una reciente conversación me hace reflexionar sobre los límites que separan el sexo duro del BDSM. Unos límites que parecen difuminados a primera vista, como cuando en un restaurante de diseño nos ofrecen un plato donde dulce y salado están fusionados (tengo un amigo que dice que el dulce es solo para los postres… sin comentarios). ¿Puede ser una sesión de sexo duro una sesión de BDSM? La respuesta no siempre está clara pues lo parece pero no lo es. Pero no nos equivoquemos ahora y pensemos que casi todos somos amos y sumisas. El BDSM no es (solo) sexo, es más, a una sesión de sexo duro no se establecen las actitudes propias de unos roles definidos (es decir, no hay dominante y dominado en el sentido estricto del BDSM). Imaginad un momento de sexo bien duro en vuestra vida: cuerdas, humillación verbal, sodomización, golpes, todo bien duro. En un escenario de este tipo siempre hay uno de los dos el que coge el toro por los cuernos mientras el otro adopta la actitud de dejarse hacer (y asume la derrota con gusto). ¿Qué diferencia hay entre esto y una sesión de BDSM? Pues que sigue sin ser roles, simplemente sucede que en el sexo necesita que uno se imponga sobre el otro pero esto es solo una asunción temporal (que incluso puede variar dentro de la pareja). Lo sé, parece una diferencia insignificante pero es importante. Mucha gente comienza en el BDSM como un paso más en un tipo de sexo duro que ya no le satisface (de la misma manera que practican sexo duro porque el sexo convencional ya no les era satisfactorio). Tenéis que hacer aquello que mas os apetezca, tengáis la edad que tengáis o estéis como estéis. Pero antes de comenzar, dejad bien claro hasta donde queréis llegar pues una práctica como esta requiere de una buena comunicación entre las dos personas implicadas (para no correr el riesgo de convertirlo en una experiencia desagradable). Practicad el sexo bien duro, es liberador, pero hacedlo siempre desde la libertad y sin etiquetas. Y no tengáis miedo de creeros que casi sois amos o sumisas por practicar sexo duro… en el placer las etiquetas solo sirven para limitar.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s